¿Tienes una idea en mente? ¿Quieres emprender pero te falta información para comenzar? Si te haces estas preguntas o similares, no dejes de leer el siguiente post que hemos preparado donde te hablamos de asesoramiento legal para emprendedores. Las claves y aspectos básicos que debes tener en cuenta si estás pensando en crear un negocio o si ya has iniciado la actividad.

 

Asesoramiento legal para emprendedores: el comienzo

 

Una vez que has desarrollado la idea, la ejecutas y comienzas a generar ingresos, el primer paso será cumplir con tus obligaciones como autónomo. Para ello, deberás darte de alta en Hacienda indicando el epígrafe o epígrafes por los que facturará tu actividad. También deberás constituirte como Sociedad si tu negocio es una empresa. Estos serían los primeros pasos para la puesta en marcha de un negocio, pero quizás los más importantes, ya que de ellos dependerán el resto de trámites jurídicos y administrativos.

 

Mundo “startup”

 

En la actualidad, son muchas las ideas y modelos de negocio que se construyen y se definen en torno al concepto “startup”. Este término hace referencia a aquellas empresas que se constituyen en torno a una idea de negocio que van validando poco a poco. Sí es cierto que puede tratarse de cualquier tipo de negocio, pero por norma general, tienen un fuerte componente tecnológico y se caracterizan por tener sus cimientos en Internet. Además, suelen recurrir a inversores para poder desarrollar el negocio a medio y largo plazo. Matizamos el concepto “startup” debido al gran número de proyectos emprendedores basados en este modelo. Al igual que cualquier otro tipo de empresa o negocio, también necesitarán de asesoramiento legal para emprendedores.  Estos serías los aspectos básicos que debes tener en cuenta:

 

  1. Debes controlar todos los puntos relacionados con los ingresos y gastos, activos o deudas para prever el rendimiento de tu empresa. Al comienzo, la mayoría de las startups se financian con inversión propia, pero será importante buscar capital de inversión externo a través de rondas de financiación.

 

  1. Otro aspecto básico es la fiscalidad. Para ello se recomienda consultar siempre a expertos que se encarguen de documentar todo tipo de actividad de la empresa ante la Agencia Tributaria, así como cualquier incidencia, estar al día con el gravamen, las deducciones, conocer la Ley del Impuesto de Sociedades, entre otras obligaciones legales.

 

  1. En cuanto a la protección de datos, con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se deberá cuidar aún más todos los detalles relacionados con la obtención y el tratamiento de los datos. Precisamente, por el carácter digital de la mayoría de las empresas, se precisa de un mayor nivel de medidas de seguridad a la hora de tratar la información de las bases de datos, implantando mecanismos de seguridad más fiables de cara especialmente al usuario.

 

  1. Si tu empresa va a crear una nueva patente o cualquier tipo de creación, deberás tener presente la Ley de Propiedad Intelectual e Industrial, para asegurar tus propias creaciones, al mismo tiempo que velas los derechos de otros creadores sin infringirlos.

 

  1. Se deberá realizar un pacto de socios, un punto muy importante también dentro de un plan de asesoramiento legal para emprendedores. Los socios deberán dejar por escrito aspectos como la estructura del negocio, objetivos, política de confidencialidad, porcentaje de participación…

 

Si necesitas ayuda con todos estos trámites, en AKELA encontrarás un gran equipo de profesionales dispuestos a asesorarte y a ayudarte, para que tú solo te preocupes de la actividad que acabas de iniciar. Todos los trámites administrativos y jurídicos estarán en buenas manos. ¡Pídenos información sin compromiso y comienza cuanto antes tu idea de negocio! Haz clic AQUÍ para más información sobre asesoramiento legal para emprendedores. Te ayudamos a crear tu sociedad.