Nuestro siguiente artículo versa sobre una de las últimas grandes revoluciones del mundo tecnológico, el Blockchain, que sin duda  ha llegado para revolucionar sobre todo el mundo de las transacciones financieras y monetarias en Internet. Ofrece grandes ventajas para crear registros y mercados automatizados. De hecho, el principal usuario es la criptomoneda Bitcoin. Debido a que es una tecnología muy reciente, y que se encuentra en pleno desarrollo, carece de una legislación específica. Lo que genera un conflicto a la hora de regular la privacidad y seguridad de los datos en esta nueva era de la comunicación digital. Por ello, en este artículo queremos tratar el blockchain y la privacidad de datos.

¿Qué es el Blockchain y cómo funciona?

El Blockchain es una tecnología de última generación que funciona como una cadena de bloques que va acumulando datos automatizados. Esta información se les van añadiendo metainformaciones que están en otro bloque de una cadena anterior. Así forma un registro permanente e invariable de información. Este peculiar libro contiene un orden cronológico y secuencial dentro de la red de Internet, cuyos datos están encriptados.

La tecnología blockchain permite almacenar información, que no se puede perder, modificar o eliminar, con el consenso de todos los participantes.

Una de las partes más útiles del blockchain es su transparencia en las transacciones. Es decir, cualquier información que contenga la cadena de bloques puede ser leída sin restricción alguna por todos los participantes. Aquí resulta muy útil para controlar la seguridad de las informaciones, por ejemplo, permite saber si el documento ha sido modificado en algún momento posterior al registro.

Otra de las características de esta tecnología es que, a pesar de que no es necesario proporcionar datos como nombres y apellidos, direcciones o números de teléfono, sí es cierto que se pueden capturar las entradas y salidas de cada transacción. Lo que permite averiguar la dirección IP del usuario y, por consiguiente, identificar al propietario de la conexión.

El uso del Blockchain y la privacidad de datos

Y llegamos a la pregunta importante: ¿es posible garantizar la privacidad y confidencialidad con esta nueva tecnología?

Ya hemos visto que el Blockchain es una tecnología que se caracteriza por su seguridad. Pero el debate surge sobre las incompatibilidades del uso del Blockchain con las cuestiones que se recogen en el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Veamos los principales choques con esta normativa europea.

  • Hay una dificultad a la hora de determinar quiénes son los responsables del tratamiento de los datos personales. Esto se debe a que cada uno de los participantes en la red (propietarios, desarrolladores de la tecnología o los propios interesados) tienen acceso directo a las transacciones que se realizan y, por tanto, a la información.
  • La base de datos es imborrable. La información que suben las personas a las cadenas de bloques, aunque se hace con el consentimiento del usuario, no se puede rectificar, ni tampoco borrar. Una vez que la transacción está hecha, no puede eliminarse. Esto se conoce como inmutabilidad de datos y va en contra de la protección de datos en la cadena de bloques y, por consiguiente, contra el derecho al olvido, que recoge explícitamente el RGPD.

Como conclusión, podemos señalar que el Blockchain ha sido diseñado para favorecer la transparencia en las transacciones por Internet, pero desde el punto de vista de la protección de datos, hemos comprobado que vulnera nuestra privacidad.

Una posible solución pasaría por permitir a uno o varios administradores, poder modificar o reescribir los bloques de información, sin que suponga este paso, una alternación en la cadena de bloques. Pero estaríamos entonces vulnerando la falta de transparencia.  Recogemos la siguiente conclusión del portal clickdatos.es:

En conclusión, como bien sabes, mucho poder implica mucha responsabilidad, por lo que hay que tener cuidado con esta tecnología revolucionaria. Si bien ha sido diseñada para favorecer la transparencia en las transacciones por Internet, si la miramos desde la perspectiva de la protección de datos de datos en Blockchain, vulnera claramente nuestra privacidad.

Si te ha gustado este artículo sobre la compatibilidad del Blockchain y la privacidad datos, no dudes en seguir leyendo más artículos relacionados en nuestro blog.

Comparte este post en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin