Es el momento perfecto para prestar toda nuestra atención a la ciberseguridad en el trabajo. Y es que, es incuestionable que se trata de un tema esencial. Es una de las principales preocupaciones de todos, empresarios y trabajadores, porque se pone en peligro nuestra principal herramienta laboral. 

Más aún en estos tiempos, cuando el aceleramiento abrupto de la implantación del teletrabajo en este difícil año ha impedido, en muchas ocasiones, afrontar este reto con la medidas más adecuadas. Puedes resolverlo con estos consejos prácticos, eficaces y que podrás poner en marcha inmediatamente.

 

 

Objetivo: menos dependencia de las VPN, más Cloud Native

 

Nunca como ahora, el mundo empresarial vive sumido en una transformación tan vertiginosa. Uno de los aspectos en los que se comprueba es el cambio de percepción sobre elementos de seguridad hasta ahora incuestionables, como es el caso de las VPN (Virtual Private Network).

Las famosas redes virtuales privadas se han considerado siempre como el instrumento que mejor garantiza la seguridad en las empresas, un espacio exclusivo con acceso restringido solo a los empleados y, en determinados supuestos, a los clientes. Pero, las VPN son poco prácticas si las aplicamos en PYMES y, además, tienen el problema de la sobrecarga y consiguiente ralentización de la ejecución de los procesos.

Por eso, cada vez son más los expertos que recomiendan combinar las VPN con el uso de las nubes públicas para aquellos servicios o procedimientos más cotidianos, en los que no sea realmente imprescindible el acceso exclusivamente interno. Es cierto que, ese uso de la nube implica adquirir unas precauciones más específicas para trabajar con seguridad. Es lo que analizamos a continuación.

 

 

Las claves de la ciberseguridad en el trabajo en la nube

 

El futuro tecnológico de las empresas está indiscutiblemente unido al uso del software como servicio, el conocido como SaaS. Se trata de utilizar las aplicaciones que están en la nube para gestiones de todo tipo: correo electrónico, agendas o las herramientas ofimáticas. Sin duda, es un sistema que facilita mucho el desarrollo del teletrabajo y el mantenimiento de la infraestructura. 

Este nuevo concepto de soporte tecnológico tiene ventajas incontestables. Las más importantes son la accesibilidad desde cualquier punto en remoto, la simplificación del mantenimiento o minimizar el riesgo de colapsar la red o ralentizar la velocidad. Sin embargo, en principio implica un mayor riesgo en la seguridad que es fácil paliar con estos consejos:

  1. El problema de las claves de acceso. Es lógico pensar que es más seguro tener distintas claves de acceso, una para cada servicio que uses, que utilizar una misma para cada puerto. La ciberseguridad de las claves depende, sobre todo, de que elijas una segura, que no se la des a terceros y que uses una plataforma que te proporcione un múltiple factor de autenticación MFA.
  2. Añadir una capa extra de seguridad. En el caso de Google, es la IAP, un mecanismo muy sencillo que te permite validar el acceso de un usuario antes de entrar en la aplicación. 

 

Desde AKELA, como expertos en asesoramiento a negocios digitales, te hemos proporcionado algunas de las claves para mejorar la ciberseguridad de tu empresa. En cualquier caso, estamos a un click de resolver cualquiera de tus dudas o necesidades en nuestra web.

Comparte este post en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin