Aumenta el número de emprendedores que se deciden por la fórmula de crear una startup para poner en marcha su idea de negocio. Un modelo de negocio que representa mejor que ninguno un proyecto de futuro. En AKELA sabemos que el momento del arranque es tan ilusionante como delicado. Sin duda, estos consejos legales para startups te ayudarán a superar con éxito el lanzamiento de tu proyecto.

 

¿Qué son las startups?

No está mal comenzar recordando que el término startup alude a un tipo concreto de empresa. Se trata de un negocio de reciente creación que utiliza de manera intensiva las TIC para comercializar sus productos/servicios, con un modelo escalable de crecimiento rápido y sostenido. 

Las startups tienen la ventaja de necesitar una inversión de capital inicial mucho menor que las empresas convencionales, gracias precisamente a esa apuesta por basarse en las nuevas tecnologías que abaratan determinados costes. De ahí que sean la fórmula preferida de los jóvenes emprendedores.

 

4 claves para crear una startups

Tienes un proyecto, tienes el ímpetu suficiente para darle forma y dispones de los medios suficientes para acometer esa etapa inicial. ¡Perfecto! Pero, seguramente careces de conocimientos legales y empresariales para no cometer errores a la hora de tomar decisiones sobre la creación de tu startup. Estos son los cinco aspectos fundamentales a los que debes prestar atención.

 

1. Financiación

Aunque hemos señalado que uno de los factores que hacen tan atractivas a las startups es que no se necesita una importante inversión en capital, eso no significa que el asunto de la financiación no sea clave. Saber exactamente cuáles son las necesidades financieras de tu proyecto pasa por realizar un estudio de mercado y un plan de negocio.

Es importante que dispongas de liquidez para afrontar sin agobios los gastos de la puesta en marcha. Te será de gran ayuda aprovechar las subvenciones disponibles o contactar con los llamados business angels (inversores).

 

2. Fórmula societaria de la empresa

Según como resuelvas el tema de la financiación, así te convendrá que tu empresa adopte la forma de Sociedad Limitada, autónomo, u otra solución legal. Una vez decidido, tendrás que definir los estatutos de sociedad y firmar el pacto de socios, dependiendo del caso.

 

3. Requisitos administrativos y documentales 

Todas las decisiones anteriores implican la obligatoriedad de realizar determinados actos administrativos. Entre los imprescindibles:

  • realizar la escritura pública
  • inscribir la empresa en el Registro Mercantil
  • solicitar el CIF
  • solicitar el alta del Impuesto de Actividades Económicas
  • reconocimiento de la patente, los derechos de autor o la protección de marca según proceda.

 

4. Política de Protección de Datos

El cumplimiento de esta legislación afecta a todas las empresas y autónomos, pero es especialmente trascendental para los nuevos negocios digitales que se basan en el contacto directo con usuarios finales o en la explotación de bases de datos. El incumplimiento del RGPD lleva asociadas sanciones nada desdeñables, un motivo más para que te asesores en este asunto y tomes todas las medidas para ajustar tu empresa a estos procedimientos

El equipo de AKELA está formado por especialistas en startups y, especialmente, en Protección de datos. Estamos deseando asesorarte para que triunfes con tu proyecto.

Comparte este post en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin