Uno de los derechos que tenemos los ciudadanos y que mucha gente desconoce es el derecho a la limitación del tratamiento que se hace de nuestros datos personales. Si bien es cierto, que uno puede ceder esa información privada a un organismo o entidad pública o privada como a un banco, por ejemplo, no podemos olvidar que nosotros debemos tener el derecho a controlar todo lo referente a nuestros datos.

Por eso hemos decidido dedicarle un artículo exclusivo a explicar en qué consiste este derecho a la limitación del tratamiento de datos personales y conocer cuáles son las circunstancias en las que podemos solicitar esas medidas restrictivas al responsable del tratamiento. Empezamos.

 

Qué es el derecho a la limitación del tratamiento de datos

 

En primer lugar, resaltar que el derecho a la limitación se contempla en el art. 18 del Reglamento Europeo de Protección de Datos.

¿En qué consiste este derecho? Derecho a limitar el tratamiento que se haga de mis datos personales.

Consiste en solicitar al responsable del tratamiento que aplique medidas sobre mis datos personales, tales como como evitar que se modifiquen, que se borren o supriman. Es una garantía para que los ciudadanos puedan controlar todo lo referente a sus datos y poder denunciar, si fuera necesario, el incumplimiento de la normativa sobre protección de datos.

 

¿Cuándo puedo ejercer este derecho a la limitación de datos?

 

El ciudadano o persona interesada tiene todo el derecho a limitar el tratamiento en aquellas situaciones en las que no esté claro que los datos personales deberían borrarse. Estas son algunas de las circunstancias:

  • Si existe duda sobre la exactitud o veracidad de los datos personales, se puede entonces impugnar ante el responsable del tratamiento.
  • Cuando no queremos que se borren nuestros datos. Puede darse el caso de que el responsable cometa una infracción en materia de protección de datos. Entonces el interesado puede obligar a que limite su tratamiento y no suprimir esos datos con el fin de poder probar que se ha infringido la normativa.
  • Cuando el responsable ya no necesita esos datos personales con la finalidad del tratamiento, pero el interesado sí los necesite para la formulación, el ejercicio o la defensa de reclamaciones. Una medida que obliga al responsable del tratamiento a mantener los datos personales del interesado en cumplimiento de su derecho a la limitación del tratamiento.
  • Cuando está pendiente mi objeción al tratamiento de los datos. Mientras se verifica si los motivos legítimos del responsable prevalecen sobre los del interesado, se puede ejercer también el derecho de limitación.

 

 ¿Cuándo puede el responsable utilizar mis datos personales?

 

El responsable de los ficheros que contienen nuestros datos personales debe guardar esa información y sólo podrá utilizarla en algunos supuestos:

  • Siempre que haya consentimiento del interesado.
  • Cuando haya un interés público que recoge la ley.
  • En el caso de la defensa en materia de Protección de Datos.

El responsable debe siempre informar previamente al interesado si va a tratar sus datos personales; momento en el que deja de aplicar la limitación del tratamiento de esos datos confidenciales.

 

¿Cómo se limita el tratamiento de los datos?

 

Hay varias formas que se pueden aplicar con el fin de limitar el tratamiento:

  • Evitar el acceso de los usuarios a los datos personales que se han seleccionado.
  • Mover esos datos seleccionados a otro sistema de tratamiento, pero de forma temporal.
  • Quitar también de manera provisional los datos publicados en un sitio de Internet.

Como conclusión podemos decir que la limitación del tratamiento depende de distintas circunstancias. Pero lo importante aquí es que los datos personales cuyo tratamiento ha de limitarse, no se modifiquen, supriman, ni se borren. ¿Necesitas asesoramiento sobre el derecho a la limitación del tratamiento? No dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario de contacto. Estaremos encantados de asesorarte en cualquier materia relacionada con la protección de datos de tu negocio.

 

Comparte este post en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin