La confidencialidad y privacidad de las informaciones y datos que circulan por Internet es un tema que preocupa a instancias superiores como, por ejemplo, a la Unión Europea. En mayo del 2018 entraba en vigor el nuevo Reglamento de Protección de Datos (RGPD) y a principios de este año la Comisión Europea daba un paso más hacia adelante con la aprobación del Reglamento sobre Privacidad y Comunicaciones Electrónicas o Reglamento ePrivacy.

Ambas normas jurídicas vienen a reforzar la seguridad y confianza de un Mercado Único Digital a nivel europeo con el fin de dar un impulso a las nuevas formas de comunicación personal y a la generación de nuevos modelos de negocio. Pero …

¿Cómo afecta este nuevo Reglamento a nivel particular a la hora de enviar correos electrónicos o mensajes? ¿Y a nivel de empresa?

Veamos en qué consiste esta revolución del Big Data ahora y en los próximos años y en qué aspectos va a influir el nuevo Reglamento de comunicaciones electrónicas.

Unificación normativa en toda la Unión Europea

Habrá un mismo nivel de protección en las comunicaciones electrónicas, tanto a nivel empresarial como a título individual.

Nuevas oportunidades comerciales

Gracias al consentimiento por parte de los usuarios, las operadoras podrán hacer uso de los datos y metadatos, facilitando a las empresas nuevas oportunidades de negocio.

Cookies

Con la nueva normativa de comunicaciones electrónicas se acaba. de una vez, con el antiguo método de consentimiento obligado de uso de cookies en cada página o sitio web al que entraba la persona.  De esta forma se deja de rastrear al usuario, ya sea con fines comerciales u otros.

OTTs (Empresas Over the Top)

En los últimos años se ha experimentado un auge de plataformas que facilitan servicios de transmisión de vídeo, audio y otros contenidos a través de internet y que, hasta ahora, estaban fuera de control de los operadores tradicionales de telecomunicaciones. Con el nuevo Reglamento ePrivacy, empresas como WhatsApp, Google, Facebook, Skype, Dropbox, Gmail o de contenidos audiovisuales como Netflix o HBO, están obligadas al cumplimiento de esta normativa, aunque algunas se han mostrado disconformes con esta medida.

Lista Robinson

Tiene que ver con la protección frente al correo basura y a las comunicaciones electrónicas que no deseen los usuarios. De esta forma los consumidores pueden oponerse a recibir llamadas de teléfono o mails estrictamente comerciales mediante el registro en lo que se conoce como la Lista Robinson. Este servicio gratuito permite evitar la publicidad no deseada, ya sea por teléfono, correo postal, correo electrónico o SMS.

Seguimiento y cumplimiento del Reglamento ePrivacy

Las agencias nacionales de protección de datos serán quienes se encarguen del cumplimiento de este Reglamento europeo en todas y cada una de las empresas e instituciones de su país.

Metadatos

Con este reglamento se amplía la protección y privacidad de los metadatos de nuestras comunicaciones electrónicas. Si el usuario no ha dado su consentimiento, no se debe facilitar ningún dato de sus llamadas telefónicas, como la hora o el lugar desde donde se ha realizado dicha llamada.

Protección internacional

Con el fin de facilitar los intercambios comerciales a nivel internacional, esta nueva normativa garantiza una mayor protección de los datos personales y fomenta la cooperación policial en la libre circulación de informaciones personales.

Desde AKELA esperamos que este post te haya servido para desgranar mejor el nuevo reglamento de comunicaciones electrónicas. No dudes en contactar con nosotros si tú o tu organización tenéis dudas sobre si cumplís con el Reglamento. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Comparte este post en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin