La expansión de internet no puede explicarse sin la intrínseca relación que ha establecido con la publicidad hasta ahora. Nos referimos especialmente a las omnipresentes y famosas cookies que, sin embargo, parecen tener los días contados. En su lugar, Google ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo formato, una publicidad basada en grupos de interés, su proyecto FLoC (Federated Learning of Cohorts). 

En el trasfondo de esta iniciativa y otras similares esta el debate sobre el respeto a la privacidad de los datos de los usuarios, convertidos actualmente en la moneda de cambio más valorada entre las empresas. Por supuesto nadie, empezando por Google, va a renunciar al caudal de información que se extrae de los navegadores, de lo que se trata es de sustituir el soporte de cookies a terceros por otro mecanismo que preserve mejor el anonimato.

 

Google y su Privacy Sandbox

Las cookies son el instrumento en el queda hoy registrada todo nuestra actividad en internet. A nivel de usuario nos facilitan, por ejemplo, disponer de nuestra lista de compra online cada vez que queremos volver a entrar en nuestro carrito. A cambio, le proporciona a las empresas datos sobre nuestras preferencias y hábitos de consumo de forma que inmediatamente personalizan la publicidad que nos hacen llegar.

Google ha detectado que este sistema de rastreo ha erosionado gravemente la confianza del público. De ahí, el desarrollo de este nuevo mecanismo que intenta salvaguardar la privacidad pero sin dejar de permitir a los anunciantes que midan la efectividad de sus anuncios.

Básicamente, el FLoC trabaja con conjuntos de personas con perfiles publicitarios similares, en lugar de disponer de datos personales. Se elimina la figura de un ente centralizado que agrega la información de los usuarios y se sustituye por un algoritmo (SimHash) que lanzaría el navegador de cada individuo para integrarlo en la cohorte que le identifique. Sin embargo, hay voces que se han alzado en contra del FLoC, desde ciertas asociaciones antimonopolio hasta la EFF (Electronic Frontier Foundation) que ve atisbos de segmentación de la población más vulnerable si se acaba implantando.

 

¿Para cuándo esperamos a FLoC en nuestras vidas digitales?

Google tiene previsto realizar las primeras pruebas piloto de su FLoC en el segundo trimestre de este 2021, que le permitirían implantarlo definitivamente en enero de 2022. Será el momento de comprobar hasta qué punto es una decisión que mejora la rutina de navegación de los usuarios. Una idea esta del gigante de internet que no es tan innovadora como nos “vende”, pues Firefox y Safari llevan años funcionando en sus buscadores con opciones similares. Por cierto, hasta el momento Google no se ha manifestado respecto a lo que va a ocurrir con apps y teléfonos móviles, lo que nos permite interpretar que ahí no habrá cambios respecto a la extracción de datos.

 

Independientemente del mecanismo que acabe implantando Google, lo más importante es que no descuides en tu empresa todo lo relacionado con privacidad, ciberseguridad y protección de datos personales. En AKELA te proporcionamos un asesoramiento personalizado y nos ocupamos de estos asuntos por ti y así puedas concentrarte en el éxito de tu negocio.

Comparte este post en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin