Por si no lo sabías, en el ámbito jurídico existe una figura que se encuentra entre el trabajador asalariado y el autónomo. A esta figura se la conoce como TRADE, cuyas siglas refieren al Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente. En este artículo vamos a hablar de qué es un contrato TRADE, cómo formalizar este contrato y cuáles son las ventajas y los inconvenientes de acogerse a él.

 

¿Qué es un contrato TRADE?

Un TRADE es aquella persona que factura más del 75% a través de un único cliente. Es un término que genera mucha controversia, dado la existencia del “falso autónomo”, un trabajador autónomo al que algunas empresas contratan para ahorrarse los pagos de la Seguridad Social de un contrato laboral. Un contrato TRADE es, por lo tanto, un contrato entre cliente y trabajador autónomo económicamente dependiente que dota de ciertas seguridades al trabajador, acercándolo a la figura del asalariado. Con tal de asegurar tus derechos como trabajador, es importante que, si te encuentras en esta situación, formalices un contrato TRADE con tu cliente lo antes posible.

 

Cómo formalizar un contrato TRADE:

  • Pedir al cliente que firme el contrato que regule la situación entre ambos. El cliente puede solicitar una acreditación para saber con certeza que el trabajador es económicamente dependiente de él.
  • En ese contrato deben figurar, como mínimo, los datos del trabajador y de la empresa, el objeto y la causa de dicho contrato, los descansos anuales, semanales y festivos y la duración máxima de la jornada laboral.
  • Este contrato deberá registrarse en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal pertinente, en un plazo no mayor de 10 días hábiles después de la firma.
  • Durante los siguientes 5 días hábiles, se deberá informar al cliente de que se ha realizado el registro.

 

Después de ver qué es un contrato TRADE y cómo podemos formalizarlo con nuestro cliente, veamos cuáles son las ventajas y los inconvenientes de éste:

Ventajas:

  • Quedan establecidas las horas de trabajo diarias (de manera mensual o anual), así como los días libres semanales y los días festivos
  • Tienes derecho a contar con un periodo de vacaciones anuales de, al menos, 18 días hábiles.
  • Posees un permiso de maternidad y paternidad sin contar con el periodo mínimo de cotización de 180 días.
  • Recibes indemnización por daños y perjuicios.
  • En el caso de que tu cliente no cumpla de manera justificada el contrato, puedes cobrar una prestación de desempleo.
  • Existe un descuento para trabajadores TRADE en el pago a la seguridad social para menores de 30 años.

 

Inconvenientes:

  • No está permitido tener ningún trabajador a tu cargo, ni tampoco que subcontratar parte de tu actividad laboral a terceros.
  • Debes tener una infraestructura y materiales propios para realizar tu trabajo.
  • No puedes ser titular de oficinas, establecimientos y locales abiertos al público, así como tampoco trabajar conjuntamente con otros profesionales.
  • Corren a cargo del autónomo (y no de la empresa o del cliente) tanto las cuotas a la seguridad social como los impuestos.
  • Las vacaciones corren también a cargo del autónomo.

 

Como ves, acogerse a un contrato TRADE tiene sus ventajas pero también sus limitaciones. Ahora que ya sabes qué es un contrato TRADE y cuáles son las ventajas e inconvenientes de acogerse a este convenio, te toca a ti decidir si estás en situación de acogerte a esta figura jurídica o si prefieres mantenerte como trabajador autónomo.

¿Tienes alguna duda sobre cómo formalizar un contrato TRADE? Si este artículo no te ha sido suficiente, puedes contar con todo el equipo de profesionales de AKELA, especializados en negocios digitales y ciberderecho. No dudes en contactar con nosotros a través de este formulario.También puedes ampliar más información en esta guía laboral del Ministerio de Trabajo: El Trabajo por Cuenta Propia o Autónomo y el Trabajo Asociado.