A estas alturas seguro que habrás escuchado en más de una ocasión el termino RGPD. Incluso tendrás en mente la fecha del 25 de mayo. Será entonces cuando entre en acción el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, remplazando a la actual Directiva 95/46/CE por la que se han regido hasta el momento gran parte de la actividad relacionada con el marketing y los negocios online. Por ello, desde Akela consideramos importante matizar las diferencias entre el RGPD y la LOPD.

 

Diferencias entre el RGPD y la LOPD:

El nuevo escenario de la Protección de Datos

 

  • Para comenzar, debemos hacer una mera diferenciación de términos, concretamente entre Reglamento y Directiva, que difieren en su forma de aplicación. La Directiva 95/46/CE por la que actualmente se regulaban los datos en los estados miembros, permitía bastante margen para actuar, mientras que el nuevo Reglamento se caracteriza por ser de aplicación directa. Esto quiere decir que no se necesita trámite alguno para su adaptación. De esta forma, se eliminará cualquier tipo de disparidad jurídica dentro de la Unión Europea.
  • Otra de las grandes diferencias entre el RGPD y la LOPD hace referencia a los derechos de los usuarios. Con el nuevo Régimen General de Protección de Datos, los datos de usuarios tendrán mayores limitaciones que con la LOPD. De esta forma, a la hora de tratar dichos datos, deberá hacerse con un uso responsable de los mismos, usando los indispensables para llevar a cabo un determinado servicio, no pudiendo usarlos una vez finalizado el servicio. Por otra parte, será siempre el usuario quien decida a través de un consentimiento libre, específico, informado e inequívoca la posibilidad del uso de sus datos. A diferencia con la LOPD, ya no bastará el consentimiento tácito o por omisión.
  • La figura del DPD también conlleva diferencias entre el RGPD y la LOPD. Principalmente, esta figura del Delegado de Protección de datos tendrá que estar designada siempre y cuando la actividad que se realiza requiera de una “observación habitual y sistemática de interesados a gran escala”. Esta figura puede recaer tanto en un consultor externo o un trabajor de la entidad en cuestión.

 

Aunque el RGPD y la LOPD compartan similitudes, el nuevo Reglamento General de Protección de Datos conlleva una serie de retos y nuevos paradigmas que toda empresa e institución debe saber afrontar de cara al próximo 25 de mayo.

 

Desde Akela deseamos poder haberte ayudado a través de este artículo para identificar las principales diferencias entre el RGPD y la LOPD. Aún así, si quieres profundizar más sobre el tema, te invitamos a leer nuestro artículo sobre cómo afecta el RGPD en el email marketing, una de las esferas de aplicación de este nuevo Reglamento.